¿Por qué vacunar a mi mascota?

Porque las vacunas son muy importantes para el bienestar y la salud a largo plazo de los perros. Protegen a su cachorro de enfermedades mortales y debilitantes.

Los cachorros obtienen de sus madres algo de protección frente a las enfermedades, prescription pero esto solo dura un período muy breve. Las vacunas ayudan a su cachorro a desarrollar su propia inmunidad frente a la enfermedad.

¿Contra qué enfermedades debería vacunar a mi cachorro?

Las principales enfermedades graves y potencialmente mortales contra las que se deberían vacunar todos los perros son las siguientes:

  • Parvovirus canino.
  • Hepatitis canina infecciosa.
  • Moquillo.

La vacuna “C3” se utiliza para estas tres enfermedades.

Dependiendo del entorno y estilo de vida de su cachorro, su veterinario podría también recomendarle vacunas para otras enfermedades, como la gripe canina, que está causada principalmente por el virus de la parainfluenza canina y la bacteria Bordetella bronchiseptica.

¿Cómo cogen los cachorros estas enfermedades? 

A través del contacto con otros perros y de estar en ambientes en los que han estado otros perros. Por ello es muy importante que vacune pronto a su cachorro, antes de llevarlo por primera vez al parque.

¿Cómo de pronto debería vacunar a mi cachorro?

Su cachorro necesitará un plan de vacunación: su veterinario le informará y juntos decidirán el protocolo de vacunación más apropiado para su cachorro. En general, su cachorro se vacunará por primera vez a las 6-8 semanas de edad. Después se la administrarán 1 ó 2 vacunas que se completarán entre las 10 semanas y las 16-18 semanas de edad.

Una vez que su cachorro haya finalizado el “plan” de vacunación para cachorros, se considerará totalmente vacunado. Espere unos 7 días desde la última vacuna antes de sacar a su cachorro al parque.

Después de estas vacunas, su cachorro podría necesitar alguna revacunación en intervalos que su veterinario determinará.

Recuerde que aunque su cachorro esté ya vacunado cuando lo traiga a casa, aún podría necesitar alguna dosis más de vacuna. Su veterinario debería aconsejarle sobre este asunto.

¿Cómo se administran las vacunas? 

Las vacunas pueden ser administradas a su cachorro de las siguientes formas:

  • Una inyección entre sus omóplatos
  • Mediante líquido en sus fosas nasales.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas?

Las vacunas son bastante simples y los efectos secundarios son raros. Si su cachorro experimenta alguna molestia, normalmente será suave y de corta duración:

  • Dolor cuando se le administra la vacuna.
  • Dolor y/o hinchazón en el lugar de la inyección.
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Aletargamiento.

En muy raras ocasiones, pueden producirse efectos secundarios más graves como reacciones alérgicas y/o anafilácticas.