A la vuelta de vacaciones no solo nosotros estamos más tristes y alicaídos. Los perros no saben entender el fin de vacaciones y la vuelta a la rutina, remedy por lo que muchos entran en depresión.

Después de horas y horas de paseo con sus dueños, here excursiones y tiempo libre, sale nuestras mascotas no entienden por qué después de tanto ocio vacacional, el tiempo que comparten con sus dueños es menor. Pero no te preocupes, saber gestionar el regreso a casa es fácil si sigues nuestros consejos:

1.- Procurar regresar unos días antes de retomar las obligaciones laborales con el fin de evitar un cambio de horario drástico nada más llegar. De esta manera, la adaptación puede ser paulatina.

2.- Un baño relajante cuando lleguemos a casa después de muchos días fuera, es perfecto para que nuestro perro vuelva a sentirse de nuevo como en casa.           

3.- Si se nota que el perro está inapetente o decaído, consultar con el veterinario la posibilidad de darle un pienso con un aporte vitamínico especial.

4.- Pedir cita en el veterinario para hacer un chequeo, sobre todo para descartar la contracción de la leishmaniosis.

5.- Paciencia, largos paseos y mucho cariño. Si el perro tarda más de un mes en reponerse, consultar al veterinario.