No todos los antiparasitarios tienen las mismas características.

Elegir el producto adecuado, además del tipo de administración – que depende de factores como la edad, altura, peso, nivel de protección requerido por el perro…- y siempre previa valoración por el veterinario, cuyo conocimiento profundo de los medicamentos prescritos nos hará estar seguros de que es el producto que nuestra mascota necesita, es vital.

De hecho, si tu mascota aun es un cachorro o incluso un perro de pequeño tamaño, tendrá que utilizar antiparasitarios de alta tolerancia (por lo general tiene una cobertura de 8 semanas y se pueden administrar a los perros que pesan poco más de 1kg).

También es muy importante tener en cuenta el estilo de vida de nuestro peludo: para los cachorros que siempre están en movimiento es mejor evitar los collares antipulgas; pues pueden quedarse atrapados en ellos, además de su fácil apertura que dejará al perro sin la protección adecuada.

La salud de tu perro es muy importante, la prevención es la clave para garantizarla.

#MascotasSanas