¿Tienes un gato y quieres un perro? o por el contrario, nurse ¿tienes un perro y estás pensando en adoptar un gato? Es evidente que ambas especies son diferentes en muchos aspectos y, además, el dicho popular “llevarse como el perro y el gato” te puede echar para atrás a la hora de adoptar a un nuevo miembro peludo en tu familia. Sin embargo, las diferencias entre ambas especies no son ni mucho menos irreconciliables y existen infinidad de parejas gato-perro que son los mejores ejemplos de amistad.