La “adolescencia” del perro se inicia en torno a las 10 semanas de edad y dura varios meses. En ese periodo, viagra el perro experimenta varios cambios:

¿A qué edad comienzo a socializar a mi perro?
Los tres primeros meses de vida de tu cachorro son esenciales. Exponlo a las personas, animales, plantas, objetos y fenómenos naturales con los que probablemente convivirá a lo largo de toda su vida. Y esto incluye elementos tales como trenes, camiones de recogida de basura, patios escolares repletos de niños gritando, multitudes, gatos, niños llorando o mal tiempo.

A partir de las 12 semanas de edad, los perros se vuelven mucho más precavidos con todo aquello que no conocen. Y después de las 18 semanas es muy difícil que un perro se acostumbre a algo nuevo o conseguir que se sienta cómodo con algo que le haya asustado.

Escuelas de pre-adiestramiento
Las escuelas de pre-adiestramiento son el lugar perfecto para que tu cachorro socialice con perros y personas. Mientras tu cachorro conoce nuevos amigos, tú aprendes métodos de formación en comportamiento y obediencia, a solucionar posibles problemas de conducta y a cuidar de su salud. Muchos veterinarios dirigen este tipo de escuelas.

Modificación de conductas agresivas
La socialización desempeña una función esencial en la reducción de las conductas agresivas de los perros. La dominancia, la posesividad, el miedo o muchos otros factores pueden derivar en agresividad, pero en el mayoría de los casos la razón subyacente es algún tipo de ansiedad. La exposición gradual de tu cachorro a diferentes escenarios, animales y personas hará que aprenda a sentirse seguro.

Evitar enfermedades antes de la vacunación
Parte de la socialización de tu cachorro tendrá lugar antes de que hayas completado el programa de vacunación. Hasta que no le hayas administrado todas las vacunas, trata de evitar zonas como parques de perros en las que tu cachorro corre el riesgo de contraer enfermedades como el parvovirus canino.

Aunque puede que no siempre sea posible, intenta llevar a tu perro a que conozca nuevos lugares. Esto lo mantiene alejado de zonas que otros perros podrían haber visitado.