Los gatos son animales curiosos por naturaleza, capaces de distraerse con cualquier cosa que encuentran. Muchas veces, gastamos dinero en juguetes que directamente pasan al rincón de las cosas olvidadas si hay una caja de por medio pero, ¿por qué les gustan tanto las cajas a los gatos?

Un estudio realizado por la Universidad de Utrecht en los Países Bajos, explica que los gatos usan las cajas de cartón para aliviar su estrés. En la investigación participaron 19 gatos que eran nuevos en el refugio. Mientras que a 10 de ellos les dieron cajas, a los 9 restantes no.
Durante 14 días, los gatos con cajas mostraron menos estrés y se adaptaron mejor al entorno del refugio que los gatos que no tenían cajas.

Pero, además de este, existen otros motivos:

Instinto de supervivencia
Aunque dentro de la casa es poco probable que los gatos se encuentren con algo que pueda herirles, persiste en ellos el instinto de mantenerse a salvo de los depredadores.

La temperatura
El cuerpo de nuestros gatos necesita estar a una temperatura de 36 grados… ¿No has notado cómo le gusta echarse al sol, o esconderse entre cojines? Las cajas de cartón brindan un refugio cálido y reconfortante para el animal.

La caja
Desde la oscuridad de la caja, el gato siente que se encuentra al acecho de su próxima presa… No olvidemos que, en un entorno salvaje, el gato es un animal cazador.