Si a tu perro le han diagnosticado leishmaniosis seguramente te estarás preguntando qué hacer ahora. Sigue leyendo nuestro artículo para conocer las opciones a las que os vais a enfrentar tu perro y tú.

Recuperación
Debemos tener claro que la enfermedad no se cura del todo ya que, hasta la fecha, no se dispone de ningún tratamiento que elimine los parásitos definitivamente.
Existen perros que, tras el tratamiento adecuado, son capaces de controlar la infección durante toda su vida sin mostrar signos de la enfermedad. Otros, son capaces de frenar el desarrollo de la infección sin medicación.

Recaídas
Muchos de los perros a los que se les diagnostica leishmaniosis, suelen recuperar su vida tras la administración del tratamiento y obtener resultados óptimos en los controles analíticos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, volverán a recaer en la enfermedad, apareciendo síntomas que pueden ser iguales que los de la fase inicial u otros diferentes.

Enfermedad mortal
Desgraciadamente, la leishmaniosis sigue causando la muerte de los perros cuando la enfermedad afecta a los órganos vitales.

Para evitar la leishmaniosis, la prevención es esencial y, el diagnóstico precoz de la enfermedad, es clave en su pronóstico, también en las fases de recaída.