Mark Inmhof era un hombre de negocios de Nueva York que, harto de su trabajo como consultor, decidió cambiar su vida centrándose en lo que más le gustaba, ayudar a los perros.

Después de decidir dar un giro a su vida de 360º, Mark Imhof se especializó en el estilismo de mascotas, fundando ‘The Dog Guy’, que además de ofrecer servicios de estética, paseaba perros y prestaba un servicio de concierge basado en ayudar a los dueños sin tiempo con tareas como llevar a sus mascotas al veterinario, aseo…

Sin embargo, lo que más nos gusta de Mark es que, además, es voluntario de una asociación de Nueva York llamada ‘Animal Care Centers of New York City’, en la que ayuda visitando los refugios de animales para hacer cortes de pelo gratuitos a los perros rescatados y así, hacerlos más atractivos para su adopción. El resultado es maravilloso y, si no nos crees, compruébalo por ti mismo.

2

3

4

Untitled-1