Mantener a nuestro peludo libre de parásitos es una obligación que, como dueños responsables, debemos cumplir a rajatabla. Por eso, para elegir el mejor tratamiento, en Mascotas Sanas, Dueños Felices te damos las claves.

Lo más importante es elegir un antiparasitario mensual que se adapte a tus necesidades, cumpliendo siempre tres reglas básicas:

  • Cómodo: Elige un comprimido masticable apetitoso, fácil de administrar y que tu perro acepte voluntariamente.
  • Seguro: Para tu tranquilidad, opta por un antiparasitario sin efectos secundarios que pueda utilizarse en perros de todas las edades y tamaños.
  • Duradero: Es preferible un tratamiento que no se elimine con el agua y, por tanto, sea compatible con los baños regulares.

Además, el tratamiento deberá hacer frente a las especies más habituales. ¿Sabes cuáles son?

  • Pulgas: Son el parásito externo más frecuente en las mascotas. Una infestación por pulgas es a la vez desagradable y potencialmente peligrosa para los perros y sus propietarios:
    • Provocan malestar, picor e irritación.
    • Pueden desencadenar reacciones alérgicas graves, como la dermatitis alérgica a la picadura de pulga.
    • Transmiten parásitos como tenias o también microorganismos como bacterias, causantes de enfermedades muy serias.
    • Para asegurar la salud de tu perro y tu familia, utiliza un antiparasitario eficaz contra las infestaciones por los dos tipos de pulgas más habituales: Ctenocephalides felis y Ctenocephalides canis.
  • Garrapatas: Se alimentan de sangre de las mascotas y pueden provocar una infección local en la piel, en el punto de fijación. También tienen una gran importancia sanitaria, ya que a través de su saliva pueden transmitir agentes como Ehrlichia, Babesia o Borrelia, responsables de enfermedades muy graves e incluso mortales, tanto en animales como en personas.
  • Ácaros: Pueden causar una importante irritación en la piel del perro y dar lugar a lesiones e infecciones bacterianas secundarias debidas al rascado. Los ácaros que afectan con mayor frecuencia a los perros son:
    • Sarcoptes scabiei (también transmisible a las personas), Otodectes cynotis y Demodex spp.

Es necesario que tu perro esté protegido ante todos estos ácaros, durante todo el año.

 

Recuerda, en la lucha contra los parásitos externos de las mascotas, la prevención es fundamental.