Se dice que el ‘Doga’ o yoga para perros, cure surgió en el año 2001 cuando el cachorrito de la profesora de yoga Suzi Teitelman la seguía mientras impartía sus clases. Así, buy fue incorporando a su perrito a las posturas viendo que se relajaba con ella. Y es que, si nuestros perros reaccionan a las caricias, ¿por qué no van a sentirse relajados con un masaje o un estiramiento? El doga, es una terapia que ayuda tanto a los perros, como a sus dueños, a reducir el nerviosismo y el estrés.

El Doga, tiene como objetivo principal fortalecer la conexión entre dueños y sus mascotas, además de ser una práctica útil para reducir el estrés y la ansiedad.
En una clase de Doga, el dueño debe colocar su colchoneta en el suelo, junto a su perro, para realizar los ejercicios a su lado. Los ejercicios, estiramientos y masajes deben ser siempre movimientos suaves, manteniendo el contacto siempre entre dueño y mascota para transmitir de uno a otro el cariño y la relajación.

El Doga es una terapia que además, ayuda al animal a estar tranquilo, luchando contra la agresividad, mejorando su relación con las personas y otros perros. Así mismo, mejora la flexibilidad del animal, disminuyendo la posibilidad de que sufra daños en sus músculos y huesos.

Las únicas precauciones que hay que tomar son no provocar daño y realizar el ejercicio con cuidado. Si tu perro es nervioso, al principio le costará relajarse contigo. Por eso, la paciencia también es necesaria, porque si transmites tu intranquilidad a tu perro, será imposible que él pueda relajarse.

¿Te animas a practicarlo?