Para algunos ya han empezado, para otros, están al caer. Hablamos de las vacaciones y,

para muchos, solo serán perfectas si nuestros amigos peludos nos acompañan. Por eso, es

necesario tener claras unas cuantas cosas antes de emprender el viaje.

Aunque es difícil separarnos de nuestras mascotas, nosotros, mejor que nadie, sabemos si

nuestro amigo está en condiciones de viajar. No es recomendable que haga trayectos

largos y cambie de hábitat si está enfermo o es viejito. En cualquier caso, tu veterinario

podrá ser tu mejor aliado en este caso y recomendarte, o no, el viaje con tu mascota.

Documentación necesaria

Antes de emprender el viaje, es necesario que tu mascota esté identificada con un

microchip, algo que es obligatorio en la Unión Europea, así como que lleve la cartilla de

vacunaciones puesta al día y el pasaporte internacional, que podrá gestionar el veterinario

por un pequeño coste. Con la nueva normativa para viajar con perros y gatos como

animales de compañía, este documento es necesario para vuelos entre los estados

miembros de la Unión Europea y la mayoría de las compañías aéreas exigen la

presentación del pasaporte internacional actualizado antes del embarque.

De todas formas, antes de viajar, le recomendamos que se informe en la web de la

embajada del país de destino, de su política sobre la entrada de mascotas, ya que no en

todos los países es igual.

Cita con el veterinario

Informa al veterinario de que piensas irte de viaje con tu mascota y por cuánto tiempo, así

como el medio en el que viajarás. Además, pregúntale sobre todas la vacunas, si están en

regla y qué puedes hacer si el animal se marea durante el viaje. Recuerda que existen

tratamientos sin sedación que previenen el vómito.

Asegúrate también de obtener un certificado de salud actual que demuestre que tu mascota

no padece enfermedades como la rabia, así como su placa de identificación por si se

pierde.

Prepara la maleta de tu mascota

● Recipientes de comida y agua

● Agua para el camino embotellada

● Juguetes para mantenerlo relajado

● Medicamentos de emergencia o tratamientos recomendados por el veterinario

● Mantas o cama

● Champú especial

● Cepillo para peinar si es de pelo largo

● Remedio o protectores contra pulgas y garrapatas

● Bolsas para recoger las heces

Con estos consejos esperamos que los preparativos sean más fáciles y tengas más tiempo

para planificar tu itinerario.

Documentación e información técnica