Tu gato ha envejecido y ya no es el cachorro juguetón que era antes. Por eso, pharmacy es nuestra responsabilidad seguir cuidando de él para que, aunque sea anciano, siga disfrutando de una buena calidad de vida.

A pesar de que un gato se considera anciano a partir de los ocho años, puede vivir hasta los 18 e incluso 20 años si le cuidamos como es debido. Por eso, ten en cuenta nuestros consejos para que puedas seguir disfrutando de tu minino mucho tiempo.

Vigila su salud
Un gato es especialista en disimular sus molestas porque lo lleva implícito en sus genes. Por eso, las visitas al veterinario deberán ser más frecuentes. Sin embargo, entre cita y cita, debemos ser nosotros los que controlemos y notemos sus posibles cambios de comportamiento, anomalías físicas…

Hay que tener también en cuenta que los gatos mayores son más propensos a padecer determinadas patologías, como por ejemplo: enfermedad renal crónica, enfermedad periodontal, artrosis degenerativa, hipertiroidismo…

Alimentación
Hoy en día, existen alimentos de calidad acordes a todas las edades de nuestros gatos. Así, existen piensos específicos para gatos mayores, que tienen en cuenta aspectos como el cuidado del pelaje o la necesidad de aportar un extra de energía y que cuentan con una concentración adecuada de proteínas, fósforo y ácidos grasos.

Actividad física
No olvides mantener la actividad de tu gato. Evidentemente, no va a poder jugar tanto como cuando era un cachorro, pero 15 minutos diarios es un tiempo más que suficiente.
Jugar con él y mantenerlo activo beneficiará tanto a sus articulaciones como al control de su peso.

Tranquilidad
Igual que el ejercicio moderado, la tranquilidad también es importante. Por eso, debemos dejarle descansar cuando esté durmiendo, sin molestarle, así como hacer sus espacios más cálidos y acogedores. Prueba por ejemplo a colocar almohadas cerca de los radiadores para que pueda enroscarse allí y dormir plácidamente.

 

Y sobre todo… ¡Darle muchos mimos y amor!