Al igual que en las personas, pharm los perros y los gatos padecen afecciones dentales. Sus dientes también sufren el ataque permanente de bacterias que, look en casos extremos pueden dar lugar a enfermedades renales, cardiacas o hepáticas. Por eso, la limpieza de la boca y su cuidado son imprescindibles.

 
Los primeros signos
• Aliento desagradable debido a la acumulación de bacterias.
• Salivación excesiva
• Dificultad para alimentarse: las encías están irritadas, inflamadas y doloridas. Por lo que el dolor puede influir en tu mascota a la hora de masticar los alimentos.

El cepillado
Muchos veterinarios recomiendan cepillar los dientes a diario. Pero, antes de nada, debes tener en cuenta que no debes usar productos para humanos, sino los adaptados para nuestras mascotas.
Para que el cepillado no sea una pesadilla, es recomendable que empieces a educarlo desde cachorro. De este modo, tu perro no se molestará cuando llegue la hora de la inspección rutinaria y el posterior cepillado dental.
En cuanto a los utensilios, elige un cepillo de dientes blanco que no dañe las encías de tu mascota. Además, recuerda no frotar en exceso.
Haz de esta actividad una rutina de cinco minutos diarios y cuando tu mascota se acostumbre, se convertirá en una sencilla tarea que tendrá como resultado una preciosa boca a prueba de invasores indeseados.