La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y los adornos inundan nuestras casas. Por eso, es necesario prestar algo más de atención para que nuestras mascotas puedan seguir correteando por casa sin correr ningún peligro.

Adornos navideños
Luces, el árbol y las bolas de Navidad, el Belén… En estas fechas la decoración de nuestras casas es casi obligada, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de estos artículos son desconocidos para nuestras mascotas y, por tanto, generarán interés tanto en nuestros perros como gatos. Por eso, es necesario tomar precauciones para ahorrarnos los sustos:

  • Evita los adornos de cristal que puedan romperse fácilmente.
  • Cuidado con los cables y las luces, ya que además de cortocircuitos pueden hacer que nuestras mascotas, jugando, queden atrapadas entre los cables.
  • En cuanto al árbol de Navidad se refiere, las ‘agujas’ pueden provocar enfermedades gastrointestinales si son ingeridas. Por eso, revisa que no haya ‘agujas’ en el suelo de la casa.
  • La flor de Pascua, además de ser preciosa y muy popular en estas fechas, también es altamente tóxica.

Comidas navideñas
Las comidas copiosas en estas fechas son muy habituales. También las sobras… y muchos tendemos a dárselas a nuestras mascotas.
Recuerda que la comida que nosotros consumimos, no es apta para nuestras mascotas y, mucho menos, las comidas de Navidad, grasientas y saladas en muchos casos.

Pirotecnia
En estas fechas, es inevitable que haya fuegos artificiales, o personas tirando petardos. Cuando esto suceda, intenta que tu mascota esté en un sitio confortable, rodeado de sus juguetes y con las puertas y ventanas cerradas para evitar que, por el miedo, salga corriendo.