Seguro que no eres ni el primero ni el último que, buy sin saberlo, cialis das alimentos a tu mascota sin tener conocimiento de lo perjudiciales que pueden resultar para su aparato digestivo. Pero, sick para que esto no vuelva a suceder, sigue leyendo y apunta los alimentos totalmente prohibidos para tu perro.

Chocolate

Hay sustancias presentes en el cacao que pueden resultar letales para tu amiguito, ya que los perros no son capaces de metabolizar la teobromina, una sustancia que puede causar graves daños en su sistema nervioso, así como alergias, arritmias y aumento de la presión arterial.

Lácteos

Podríamos afirmar que la mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa. Por eso, el consumo de leche puede provocar diarrea, vómitos y otros problemas gastrointestinales.

Al igual que el chocolate, los perros son incapaces en la mayoría de los casos de metabolizar la leche.

Cebolla

Si se consume en grandes cantidades, la cebolla contiene tiosulfato, una sustancia que puede provocar anemia en tu perro.

Sal

El exceso de sal, al igual que en las personas, puede ser perjudicial para la salud de tu perro. Además de vómitos o diarreas, existen otros problemas más difíciles de observar, como por ejemplo, problemas de corazón.

Frutos secos

Los efectos de una ingesta excesiva pueden ser los vómitos, dolor muscular, debilidad, mareos, temblores, insuficiencia renal e incluso fiebre.

Algunos frutos secos pueden ser realmente letales como es el caso de las nueces de macadamia, además pueden provocar la aparición de cálculos.

Fruta

Aunque la fruta y las verduras deben suponer el 15% de la dieta de nuestro perro, existen algunas no aptas para ellos.

El aguacate es un alimento tóxico que puede causar pancreatitis, deficiencias en los pulmones, o problemas de corazón.

Los cítricos, aunque no son alimentos tóxicos,  tienen un alto contenido en azúcar que puede dar lugar a la obesidad y malestar intestinal.

Las uvas, pueden dar lugar a insuficiencia renal. Recuerda que las pepitas de todas las frutas deben ser retiradas del alimento, ya que son la parte más tóxica.

La mayoría de la gente no se come el corazón de las manzanas, así que en un descuido, el perro se lo puede comer. Las pepitas de la manzana contienen cianuro, una sustancia tóxica para los animales.

Café

Es difícil imaginar que alguien pueda darle café a su perro. Pero, por si acaso, avisar de que la cafeína puede causar la muerte del can.

 

¿Ahora tienes más clara la dieta de tu perro?