En ocasiones, find cuando se pisa la cola de un perro, pueden producirse fracturas o dislocaciones. El aspecto de la cola puede ser normal, pero resulta muy doloroso. Si no se trata, el hueso puede soldarse indebidamente causando dolores permanentes. También pueden producirse infecciones y dolores intensos en caso de «muerte» de la punta de la cola. Si tu perro parece dolorido, te recomendamos que acudas a tu veterinario para que le realice una exploración física y, si lo considera oportuno, una radiografía.