Todo perro, treat sea cual sea su raza, puede mostrarse agresivo. En cualquier caso, hay algunos más agresivos que otros, y lo demuestran de diferentes maneras:

  • gruñido
  • gruñido amenazante
  • enseña los dientes
  • levanta el labio
  • se le eriza el pelo del lomo
  • movimiento rígido de la cola
  • ladridos
  • aullidos
  • lanza los dientes
  • muerde

Aunque la intención de algunas de esta señales es obvia, otras pueden no serlo tanto o incluso resultar contradictorias, en particular, el movimiento rígido de la cola.

Si deseas conocer los niveles de agresividad de tu perro, observa atentamente su comportamiento para determinar qué tipo de agresividad muestra y cuáles son las posibles causas subyacentes.

¿Cuáles son los diferentes tipos de agresividad?

La agresividad del perro normalmente dependerá de la situación en la que se encuentre y de hacia quién va dirigida.

Defensa de posesiones, o agresividad posesiva

El perro muestra este tipo de agresividad cuando posee algo que no quiere compartir y se aproxima una persona u otro perro. Puede tratarse de su plato de comida, de un hueso o incluso de su cojín favorito.

Agresividad por miedo

El perro trata de proteger su espacio personal y evitar el acercamiento de aquello que le produce miedo -ya se trate de un desconocido, de otro perro o incluso del veterinario-.

Agresividad entre perros

Agresión dirigida a otros perros, conocidos o no.

Agresividad irritable

Reacción del perro que siente dolor o malestar. Es más habitual entre los perros de edad avanzada (y también en los ancianos malhumorados…).

Agresividad territorial o protectora

El perro que ladra amenazadoramente tras una verja es un ejemplo típico de este tipo de agresividad. Simplemente, protege su territorio. Algunos perros siguen mostrando esta conducta durante el paseo: protegen a sus amos.

Agresividad por juego

Todos hemos visto esta escena en el parque: ¡dos perros que juegan como si quisieran arrancarse mutuamente la cabeza! Por lo general, ambos controlan sus fuerzas y la cosa no va a más.

Otras causas

En ocasiones, ni siquiera sabemos cuál es la causa de la agresividad.

¿Son solo agresivas determinadas razas de perros?

No. Cualquier raza puede ser agresiva. Y en las circunstancias adecuadas (o inadecuadas), cualquier perro puede llegar a morder.

¿Qué hace que un perro sea agresivo?

Al igual que ocurre con las personas, son muchos los catalizadores que pueden disparar la conducta agresiva de un perro. Un diagnóstico correcto es el punto de partida adecuado para gestionar, tratar y readiestrar comportamientos agresivos.

Pocas aptitudes sociales

El periodo crítico para la socialización del perro comienza hacia las tres semanas de edad y se prolonga hasta los cuatro meses de vida. Es entonces cuando el perro necesita experimentar nuevas situaciones y conocer y disfrutar de la compañía de tantas personas y perros como sea posible. Un perro que no ha experimentado este proceso de socialización tiene mayores probabilidades de volverse agresivo con la edad. Pero el aprendizaje no acaba aquí. A medida que el perro crece debe mantener contacto regular con diferentes personas y miembros de su misma especie para seguir desarrollando y perfeccionando sus habilidades sociales.

Malas experiencias pasadas

Una experiencia negativa puede hacer que el perro actúe de forma agresiva si esa situación se repite en el futuro. Por ejemplo, un cachorro que ha sido atacado por un pequeño perro blanco, podría llegar a mostrarse agresivo con todos los perros blancos.

Generalización

En ocasiones, una mala experiencia puede tener un efecto multiplicador y terminar afectando al comportamiento del perro en  múltiples situaciones futuras. Por ejemplo -retomando el ejemplo anterior- el cachorro que fue atacado por un pequeño perro blanco puede proyectar inicialmente esta experiencia sobre todos los perros blancos de pequeño tamaño y luego hacia todos los perros blancos, después sobre todos los perros, y así sucesivamente.

Carácter del perro

La agresividad de algunos perros tiene una base genética. El cachorro puede haber heredado ese rasgo de un padre o una madre agresivos. Esto tal vez no sea evidente hasta que el perro es adulto.

Madurez social

Algunos perros comienzan a mostrar agresividad entre los 18 a 36 meses de edad. Esto es señal de una mala socialización.

La situación actual

Lo que el perro siente ante una determinada situación puede hacer que reaccione agresivamente. Por ejemplo, no todos los perros muestran agresividad en la clínica veterinaria pero algunos sí lo hacen. La mayoría de los veterinarios consideran esto “normal” ya que la mezcla de imágenes, olores y sonidos desconocidos pueden poner nerviosos a perros que se comportarían perfectamente en otros entornos.

Mi perro se muestra agresivo. ¿Qué debo hacer?

La agresividad es un problema grave. Un diagnóstico incorrecto de la causa de la agresividad podría conducir a una estrategia terapéutica equivocada y empeorar la conducta agresiva. Pide consejo a tu veterinario o especialista en conducta animal.