Gato feliz = dueño contento. Pero, ¿cómo puedo saber si mi gato es feliz?

La postura corporal
Como en la mayoría de animales, la postura corporal de los gatos dice mucho de su estado de ánimo. Por ejemplo, si su cabeza apunta hacia delante, significa que está saludando y dando la bienvenida para que lo puedan tocar y acariciar. De este modo, la postura que indica que tu gato está alegre y relajado, es cuando se tumba boca arriba. En ese momento puedes sonreír y darle muchos mimos, porque estamos seguros de que estará encantado de recibirlos.

Sonidos
¿El maullido de tu gato es largo y agudo? Entonces quiere expresar que está alegre y contento. Sin embargo, los tonos graves, denotan incomodidad o disgusto.

El roce hace el cariño
Una señal de felicidad y de aprecio con respecto a ti o a otro ser humano, es cuando se frontan contra el cuerpo de una persona. Esta es la forma que tienen los gatos de saludar y ofrecer un cordial y fuerte abrazo.

Ojos
Como bien se dice, los ojos son el portal del alma y, los de los gatos, no iban a ser menos. Si tu gato te mira con los ojos semicerrados, no quiere decir que esté sospechando, sino que te aprecia y se siente dichoso. Además, si sus ojos se dilatan repentinamente, es una señal de excitación y felicidad.

Aseo
El aseo es una parte súper importante de los gatos. Por eso, podríamos decir que un gato aseado, es un gato feliz.